Con el auge del uso de la bicicleta en Málaga, aumenta también la actividad de quienes gustan de apropiarse de las bicis ajenas. Desde Clínica de la Bicicleta Málaga queremos ayudarte a conservar tu compañera de dos ruedas en buen estado, y por supuesto, a que siga en sus manos legítimas: en las tuyas.

¿Dónde aparco mi bici?

Los aparcabicis en Málaga han mejorado mucho en los últimos años, hoy en día el Ayuntamiento cuenta con una red bastante aceptable que puedes consultar en el siguiente enlace.

Red de carriles bici y aparcabicis de Málaga

Claro, que no siempre habrá un aparcabicis allá donde vayas. La Ordenanza sobre Bicicletas en Málaga de 2011 reconoce tu derecho a amarrar tu bici a otros elementos del mobiliario urbano, siempre que no dañe el elemento en cuestión (por ejemplo, no amarres tu bici a un árbol endeble) ni interrumpa el paso de los viandantes (¡piensa en las personas en silla de ruedas!) ni del resto del tráfico.

A la hora de elegir un sitio para amarrar tu bici, sigue los siguientes principios:

  • Cuanto mejor sea tu bici, más llamará la atención, más susceptible será de ser robada; y mayor será el coste para ti si eso ocurre. Mucha gente tiene una bici de bajas prestaciones que aparca en la calle sin miedo, y luego una bici buena para sacar los fines de semana sin perderla de vista.
  • Procura aparcarla en un sitio concurrido y a la vista. Cuanto más recóndito sea el callejón, más probable es que alguien tenga tiempo de forzar el candado sin ser visto.
  • Amarra siempre el cuadro a otro elemento fijo. Si amarras sólo una rueda, pueden soltarla y llevarse el resto de la bici. Y si no amarras la bici a algo fijo, pueden llevárselo todo a hombros. Suena exagerado, pero es real.
Y sobre todo: cuando vayas a comprarte un candado, piensa que lo realmente caro no es comprarte un candado bueno; lo que acaba saliendo muy caro es que te roben la bici y tengas que comprarte una nueva. Un buen candado es una buena inversión.

 

¿Qué tipos de candados existen?

Pues existe infinidad de tipos; así que para no extendernos demasiado, a continuación te detallamos algunos de los más utilizados.

 

Espiral básica

Espiral básica

El candado básico en espiral es uno de los más utilizados… y sin duda el más fácil de romper (menos de 10 segundos). Utilízalo sólo en caso de que quieras asegurar tu sillín o algún accesorio de la bicicleta; recuerda que una alternativa es cambiar el tipo de cierre del elemento en cuestión. Dejar tu bici en la calle con este candado, es casi como dejarla sin amarrar.

 

Espiral gruesa

Espiral gruesa

La espiral gruesa es una versión mejorada del primer tipo. De nuevo, es bastante fácil de abrir (con un cortafríos se tarda apenas unos segundos) aunque transmite más seguridad que el primero. Utilízalo sólo si vas a dejar tu bici en la calle durante períodos cortos y vas a tener tu bici prácticamente a la vista.

 

Candado de balón

Cierre de balón

El cierre de balón es una alternativa mejorada a los dos anteriores. Se atornilla al cuadro y permite bloquear la rueda trasera. Añade peso a tu bici y no permite amarrarla a otro elemento fijo, pero es menos aparatoso y de uso rápido. Utilízalo si vas a dejar tu bici en la calle durante períodos cortos, por ejemplo para entrar a una tienda de compras.

 

Pitón articulado

Pitón articulado

El pitón articulado ofrece un nivel de seguridad más alto, por su carcasa externa rígida complementada con cable de acero interior. Además, al ser articulado es más fácil de transportar. Se puede romper de nuevo con un cortafríos, aunque se tarda más; y su longitud es limitada. Ofrece una protección muy completa combinado con el candado en U.

 

Candado en U

Candado en U

Una de las opciones más fiables. No se rompe con un cortafríos, hay que hacerlo con un percutor o una sierra, de forma que hay que ir bien equipado y lleva tiempo. Permite amarrar tu bici a elementos fijos, y con los soportes incluidos se puede portar en el propio cuadro. Bien es cierto que añade mucho peso a la bici, y que su longitud es corta.

En suma, si usas un candado en U, es probable que los amigos de las bicis ajenas ni siquiera intenten robar la tuya por el esfuerzo que supone; y se vayan a buscar otra con un candado peor. Y si lo intentasen, necesitarían un equipamiento de bricolaje que seguramente ni tengan.

 

Cadena delta

Cadena delta

Por último, el candado invencible: una cadena delta es prácticamente irrompible. El único problema es que pesa mucho, suficiente como para que no quieras portarlo mientras montas en bici. Pero si tienes un lugar estable donde aparcas tu bici (garaje, aparcabicis habitual) puedes dejarlo amarrado allí mientras tu bici no esté. Su coste es elevado, pero de nuevo, mucho menor que el de una bici nueva. Tendrás la tranquilidad de que nadie se llevará lo que tengas amarrado con este candado.

 

Ya sé lo que quiero. ¿Dónde lo encuentro?

Todos estos candados los puedes encontrar en Clínica de la Bicicleta Málaga y en nuestra tienda online de accesorios para bicicletas, consulta aquí los candados disponibles: www.clinicadelabicicleta.com/candados-y-antirrobos-14.Además trabajamos con LUMA, cuyos productos de primera calidad están fabricados en España.

Ven a vernos en Calle Victoria 15 y te asesoramos en tu caso particular. Y por supuesto, ¡aquí también puedes aparcar tu bici!